LA PRESENCIA DE JORGE HANK RHON EN EL CARIBE MEXICANO



Por Alberto Barrios



Fue hace 8 años, en agosto del 2003.

Ahí estuvieron todos, funcionarios, empresarios y periodistas, los notables del paraíso, festejando el arribo oficial al selecto grupo de inversionistas del Caribe mexicano de Jorge Hank Rhon, un personaje que desde años atrás vivía en el ojo del huracán, tanto por ser sospechoso directo del asesinato en 1988 del periodista del semanario Zeta de Tijuana, Héctor "El Gato" Félix Miranda, como por haber sido arrestado en 1995 en el aeropuerto de la ciudad de México por tráfico de pieles y también porque desde el año 2000 las autoridades estadounidenses lo vinculaban con lavado de dinero de los narcotraficantes de Tijuana, los Arellano Félix.

Aunque no fue encausado directamente por el asesinato del periodista Héctor “El Gato” Félix Miranda, su jefe de escoltas Antonio Vera Palestina, después de haber sido deportado de Estados Unidos fue detenido, procesado y encarcelado por el crimen, junto con otro de los pistoleros a su servicio. Desde entonces, el hijo de Antonio Vera Palestina, Jorge Vera Ayala, es su jefe de escoltas.

También fue exonerado por el caso del tráfico de pieles. Y las autoridades estadounidenses tampoco lo han encausado, hasta el momento, por algún crimen, pero tampoco le permiten ingresar a Estados Unidos por estar dentro de un listado de sospechosos del FBI.

Obviamente ninguno de esos antecedentes impidió ese 20 de agosto del 2003 el éxito de la convocatoria para la inauguración de Playa Mujeres, naciente desarrollo turístico hotelero en la zona continental de Isla Mujeres. Ahí estuvieron ofreciendo abrazos y sonrisas desde personajes de la talla de Jesús Silva Herzog Flores, ex Secretario de Hacienda y de Turismo, Emilio Goicochea Luna, ex Subsecretario de Operación de Turismo, pasando por los reconocidos empresarios caribeños Diego de la Peña y Orlando Arroyo, hasta el gobernador Joaquín Hendricks como, el entonces titular de Economía, Artemio Santos Santos, el Presidente Municipal de Isla Mujeres, Paulino Adame Torres y, por supuesto, Greg Norman, el reconocido golfista diseñador del campo de golf del consorcio turístico hotelero.

Para ese entonces, Jorge Hank Rhon todavía no sumaba a su emporio económico el poder político de la presidencia municipal de Tijuana, Baja California que obtendría un año después, en el 2004.

Pero evidentemente, en esa reunión Jorge Hank Rhon reflejaba el poder económico heredado por su padre, ya que para el proyecto Playa Mujeres habló de invertir en infraestructura básica mil 350 millones de dólares durante los siguientes 10 años.

Su padre, el profesor Carlos Hank Rhon, siendo Secretario de Turismo en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, allá por los 80´s, había adquirido las 376 hectáreas, con 3.7 kilómetros de playa, en una zona que en aquel entonces y hasta inicios del 2000 se mantuvo casi inaccesible; solo se podía acceder vía marítima o por un camino de terracería que iniciaba en Punta Sam, ocasionalmente custodiado por personal de seguridad; fue ahí donde el profesor construyó una casa vacacional, a la que acudía frecuentemente y en donde instaló igualmente un zoológico, un gusto que también fue heredado por su hijo Jorge Hank Rhon. La leyenda popular entre pescadores y pobladores de la zona cuenta que por las noches, antes de su desarrollo, circulaban por los caminos de terracería de esa zona lujosas camionetas todo terreno que recogían en las playas misteriosos bultos que dejaban lanchas rápidas. Ingresar por esos años, 80´s y hasta fines de los 90´s en esos terrenos era aventurarse a encuentros arriesgados.

El desarrollo residencial Playa Mujeres y Campo de Golf se ubica en una superficie total de 376 hectáreas, fragmentada en varios polígonos con diferentes usos de suelo, siendo el polígono 1, destinado al campo de golf, el más extenso, con 9 hectáreas.

En su presentación, se dice que el objetivo de Playa Mujeres se remite a la visión del Profesor Carlos Hank González, legado que convertimos en nuestra filosofía; crear desarrollos residenciales-turísticos de baja densidad bajo un enorme respeto al medio ambiente y utilizando tecnología de punta.

Así surge la construcción de Playa Mujeres Resort, hoy considerado uno de los más exclusivos desarrollos residenciales-turísticos-hoteleros de México, partiendo de un profundo cuidado y conservación del medio ambiente, enfocado al turismo de alto nivel y a la intención de promover la inversión en nuestro país, especialmente en (el caribe mexicano) Quintana Roo, procurando incrementar la derrama económica que genera este segmento, que gasta hasta 7 veces más que el turismo promedio.

Actualmente el avance de ventas es muy optimista, representa cerca del 83.2% vendido, lo que se considera un éxito en términos de comercialización.



Aunque en un inicio el Plan Maestro consideró la construcción de diversos conjuntos hoteleros, las negociaciones con los empresarios españoles del Grupo Excellence, Secrets y Hoteles Prestidge, fueron conformando lo que actualmente es el desarrollo, que está conformado con dos hoteles, Excellence Playa Mujeres y La Amada, un conjunto residencial y una de las marinas más grandes del Caribe mexicano, La Amada, con 180 amarres, ligada recientemente a actividades de narcotráfico. El desarrollo apenas se encuentra al 50 por ciento, por lo que se prevé aterricen fuertes inversiones. Hasta el momento, el grupo de inversionistas originales se ha enfocado a la construcción de la infraestructura básica y a la venta de los lotes, dejando a los desarrolladores la carga del aporte de capital, diseño y construcción de los complejos hoteleros. Aunque su intención era participar en algunos de los hoteles por construir, la detención de Jorge Hank Rhon podría alterar la inyección de recursos. Playa Mujeres, sin duda, es el más importante complejo turístico hotelero en la zona continental de Isla Mujeres; a su alrededor se están construyendo otros complejos tanto de inversionistas locales como internacionales.

Si bien en el arranque de las obras de infraestructura de Playa Mujeres, en el 2003, fue Jorge Hank Rhon quien ofreció números y presencia, desde hace aproximadamente 5 años su hermana Marisela, una dama de bajo perfil, tomó el control del desarrollo; aparentemente, ella es en realidad a quien su padre le heredó los terrenos de Playa Mujeres, pero se ha apoyado en sus dos hermanos, Jorge y Carlos Hank Rhon, tanto para la operación como en el financiamiento.

Por supuesto, cuando los representantes de lo más granado y selecto de la comunidad político empresarial de la zona norte de Quintana Roo se citaron en el naciente feudo turístico hotelero golfístico Playa Mujeres, allá por el año 2003, para fotografiarse, abrazarse y aplaudirse con el hijo del fallecido profesor Carlos Hank Rhon, al son de la música y los buenos vinos, no se imaginaban que 8 años después, aquel sería arrestado por el ejército mexicano, sometido a la justicia y exhibido como un trofeo del combate del gobierno panista a la impunidad de los políticos empresarios ligados al Partido Revolucionario Institucional –PRI-.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

MARIA ISIDRA HOIL, LA NIÑA MAYA DEL APOCALYPTO DE MEL GIBSON

MAGNICHARTERS, EL EMBARGO DE UNA LEYENDA

ARRESTA EL FBI AL EMPRESARIO MICHAEL KELLY, POR FRAUDE EN TIEMPOS COMPARTIDOS