LLORA LA ESPOSA DEL CANDIDATO PERREDISTA A LA GUBERNATURA; ELIMINE A SUS PERROS, PIDE AL GOBERNADOR












NIURKA SÁLIVA DE SÁNCHEZ, ESPOSA DE GREGORIO SÁNCHEZ MARTÍNEZ
PREGUNTA: He seguido tu trayectoria y te noto un poco tensa. ¿Cuál es tu sentir?
NIURKA SÁLIVA DE SÁNCHEZ: Tensa no. No estoy tensa, estoy dolida. Si alguien conoce a mi esposo, soy yo. En los años que llevamos juntos de matrimonio, lo que me enamoró de mi esposo fue su actitud altruista, su amor al prójimo; por mi esposo fue que conocí a Dios. Si algo me enamoró de mi esposo es ver cómo se levantaba a las seis de la mañana cuando yo todavía quería seguir durmiendo, porque sabía que había gente necesitada. Si algo me enamoró de mi esposo es ver todo el trabajo que ha hecho. Si algo me enamoró de mi esposo es ver lo tarde que se acostaba, es ver todo el trabajo que hizo, es llegar y decir: “este Ayuntamiento está quebrado, ¿qué le hago? Porque es mi gente y le tengo que dar soluciones”. Ese fue el hombre de quien yo me enamoré. Ese es el hombre que está a mi lado, ese hombre trabajador, ese hombre que se levanta, que lucha y que saca dinero de donde no hay para darle respuesta a su pueblo. Y ver cuántos hombres, cuántos hombres detrás de todo esto, porque tenemos un Estado inmenso, cuánta gente. ¿No habrá gente decente, gente humilde, gente trabajadora que quiera llegar a puestos de elección popular, que quiera representar a su pueblo? Cuántas mujeres habrá que verdaderamente quieran salir y quieran decir: “Yo quiero darle un cambio a México, a mi Estado, a mi Municipio”; no lo pueden hacer. Estoy dolida, no lo pueden hacer. Ningún hombre y ninguna mujer de buena voluntad que no pertenezca a la mafia política del PRI-gobierno lo puede hacer; porque eres bueno antes de estar en la política, porque hasta el entrar a la política eres una persona intachable; basta que entres para que te calumnien, basta que entres a la política para que te difamen. Y duele, duele despertar y quiero decirles que siempre me han visto sonriendo porque tengo un Dios que todo lo puede, y es el Dios que me respalda. Pero ya llegaron al colmo, amenazaron a mi madre, la mujer que más amo en vida ¿Qué tiene que ver mi madre en todo esto? ¿Qué tienen que ver mis hermanos? ¿Qué tienen que ver mis hijos? ¿Qué tiene que ver mi familia? ¿Por qué? ¿Por qué tienen tanto miedo?
Basta, basta ya. Tantos mexicanos murieron, más de cinco millones de mexicanos murieron por una democracia, y que en nuestro Estado no podamos vivir esta democracia, ¿dónde está?
A este hombre yo lo conozco, yo lo avalo, yo soy testigo, pero no yo, miles y miles de simpatizantes, miles y miles de personas que salen a sus calles a trabajar y ya no se caen en un bache, miles de adolescentes que juegan diariamente en las unidades deportivas; miles de personas que están mejor y viven mejor gracias a un gobierno honesto, un gobierno que le molesta al PRI-gobierno ¿por qué? Y llamo a todas las mujeres, porque nosotras las mujeres somos fuertes y no nos podemos dejar pisotear, porque la Constitución nos avale, y en la Constitución ya hoy las mujeres sí podemos votar, y tenemos los mismos deberes y derechos que un hombre. Por tanto y demás, llamo a todas las mujeres ¿Dónde están nuestros derechos? ¿Dónde están los derechos que como mujeres tenemos? Porque en la misma forma en que están amenazando a mi madre, están amenazando a mis hermanos, me están amenazando a mí aun sabiendo que traigo a un hijo en mi vientre.
¿Dónde está? ¿Dónde está el derecho de esas mujeres? ¿Dónde está el respeto a la integridad? Porque si difaman, por lo menos que tengan pruebas, y si no tienen pruebas es mentira, basta ya, llevo años y años recibiendo acusaciones a esposo y jamás le han probado nada, porque está aquí y porque ha dado un gobierno excelente. ¿Qué les molesta? ¿Las miles de sillas de ruedas? ¿Qué les molesta? ¿Los niños operados del corazón? ¿Qué tanto les molesta? Eso lo queremos para el estado. Es hora de unirnos, es hora de la verdad.
Hoy estoy dolida y quiero decirle algo al PRI-gobierno, porque la cosas hay que llamarlas por su nombre, basta ya de difamar tanto a mi familia, basta ya de difamar tanto a mi esposo. Señor Gobernador, yo a usted lo admiro y lo respeto mucho, pero me falló. Me falló, yo de usted siempre he hablado bien y siempre lo he tratado con todo el respeto. Usted tiene una esposa maravillosa, la cual, es mi luz como siempre lo decía, es mi guía. Imagínese si su esposa también recibiera amenazas, si se levantara en la mañana y viera en su celular que le dicen a su esposo que deserte, que deje la candidatura y me van a dejar tranquila; que llego a mi casa y mi mamá está llorando. Señor Gobernador usted también tiene hijos, unos hijos maravillosos con los cuales he podido convivir, ¿por qué mis hijos sí pueden ser amenazados?
Señor Gobernador hoy yo le hago responsable de lo que me pase a mí, de lo que le pase a mi esposo, de lo que le pase a mi madre, de lo que pase a mis hijos y de lo que les pase a los hijos que llevo en mi vientre. Basta ya, deje que la guerra la definan los votantes, nuestros electores en la urna, ¿por qué le molesta tanto que a nosotros nos quieran? Deje que sea en las urnas donde se diga que necesitamos una democracia. Hoy lo hago responsable Señor Gobernador, yo siempre lo he admirado y lo repito, ponga usted a sus perros, contrólelos y si no los puede controlar, elimínelos entonces, pero que sus perros no sigan ladrando contra mi familia.
Todas las mujeres sabemos lo que es capaz de hacer una madre por su hijo. Una madre por su hijo, por su familia es capaz de hacer lo que usted no tiene idea, y yo tengo un Dios todopoderoso.
Que las elecciones en Quintana Roo sean como deben ser, que los miles y miles de simpatizantes deben votar libremente.
Hoy estoy dolida, estoy muy dolida, pero los convoco a todos ustedes, incluso a las mujeres que estamos aquí. Basta ya, basta ya porque sólo usted no creo que tenga idea de lo que es levantarse, llegar a la casa y atender una llamada. Basta ya, es suficiente, necesitamos un gobierno que nos respalde, necesitamos un gobierno que le diga al pueblo lo que el pueblo necesita, es momento de unión, es momento de decir: vamos todos con la fuerza del amor. Por eso estoy dolida, pero tengo un Dios Todopoderoso y confío en la justicia Divina, y confío sobre todo en el corazón de usted Señor Gobernador, confío en el corazón de mi amada Polly, que es mujer y sabe lo que yo estoy viviendo; y confío en el corazón de las miles de madres de familia que también me están escuchando. Muchas gracias.


CONSIGNAN AL PRIMERO POR ESPIONAJE; SALE LIBRE INMEDIATAMENTE

Juan Ramírez Ramírez cobraba en Seguridad Pública

DEMANDARA, CON RESPALDO DEL PRD, POR AMENAZAS Y DIFAMACION GREG SANCHEZ

Comentarios

Entradas más populares de este blog

MARIA ISIDRA HOIL, LA NIÑA MAYA DEL APOCALYPTO DE MEL GIBSON

MAGNICHARTERS, EL EMBARGO DE UNA LEYENDA